CRÓNICAS DE AYER Y HOY: FUE INAUGURADA LA PLAZA DEL PUEBLO DE LA LAGUNA

Escrito por: Jesús Martínez Ramírez (Q.E.P.D.) - Redacción de Colección

0
117

Dicha comunidad, es uno de los tres asentamientos de naturales que rodeaban a la ciudad, y que en la actualidad se han unido a ella, dado el desenvolvimiento urbano que ha habido en los últimos años.
Durante décadas, el pueblo de la Laguna fue uno de los más abandonados barrios de nuestra ciudad, pese a que su fundación se remonta al tiempo de la conquista, según lo dice el historiador Gil González Dávila, en su libro: «Guerra de los Chichimecas»/Anales del museo de México citado por varios autores entre ellos, el Lic. Alfonso de Alba Martín/ dice don Gil González Dávila, que un padre franciscano llamado Bernardo Cosín que evangelizaba el territorio chichimeca, en la tierra del «XALE» Hizo otra iglesia que llamó Santa María y en las macilias hizo otra iglesia, junto a una laguna «fijando la fecha en 1542, año en que el virrey Mendoza vagó por la sierra de Comanja; el mencionado Gil González Dávila acompañó a dicho gobernante como consejero de «conciencia» por lo que tuvo conocimiento directo de nuestra región, su templo data de 1775, y es uno de los más originales por sus trazos en su atrio tiene 15 capillitas representando los 15 misterios del rosario santo, como todos los asentamiento que se fundaron en tiempo de la dominación española, tiene una ampla plaza que en sus cuatro siglos de historia, ninguna administración municipal le había puesto mano a pesar de la importancia de dicha comunidad, tomando en cuenta lo numerosa que es su población.
La actual administración municipal que preside el Lic. Ignacio Padilla Hernández proyecto y llevó a cabo el adoquinado de la amplia ya arbolada plaza del cuatro veces centenario Pueblo de San Juan Bautista de la Laguna, miles y miles de adoquines de tipo «romano» se necesitaron para cubrir tanto el extenso predio varias veces mencionado, como la calle que une el atrio con la plaza, que con tal ornamentación paso a ser una de las más bellas de cuantas hay en los barrios de Lagos.
Pero así como se dice que un mal nunca viene solo también en el caso que nos ocupa se puede decir que un «bien» tampoco es completo sino le acompaña otro beneficio, dicho lugar tendrá un módulo de salud que tanta falta le hacía, tomando en cuenta la distancia que separa de los servicios sanitarios a la comunidad de la Laguna, cuyos habitantes tenían que hacer una caminata de varios kilómetros para traer a sus pequeños a recibir las vacunas que por ley se deben aplicar a los infantes, a esto podemos decir aquello que nunca es tarde el bien, con tal que llegue.
El pueblo de la Laguna, a través de los siglos ha sabido conservar muchas de sus ancestrales tradiciones y leyendas, como aquella del primitivo pueblo encantado que yacía bajo las azules aguas de su laguna la que al desecarse acabó con el encanto de su leyenda; pues nos dimos cuenta que ningún pueblo había bajo sus aguas. Lo que si es cierto, es lo industriosos que siempre han sido sus habitantes. Cuando el lago tenía gran caudal acuíferto el Tule era abundante en sus riveras y sus laboriosos habitantes con dicho material tenían la floreciente industria del: «Petate» que lo mismo era usado como «estera» que como material para: Tumpiates en el que se empacaba el chile para llevarlo a todos los mercados de la república. Nos platicó un habitante de dicho lugar que la fortuna de una persona se medía por la cantidad de bancos de tule que poseía, esto demuestra la importancia que revistió la planta de la familia de las «Juncaceas» que nosotros llamamos tule.
Actualmente solo se hacen «burritos» y figuras humanas de perfectas formas con el poco tule que puede juntar en el desecado vaso de la antes grandiosa laguna que en la estación de lluvias del año que acababa de pasar captó un importante caudal acuífero pero dado el espíritu de trabajo que anima a los habitantes de la Laguna cuando vieron que el Tule se terminó empezaron a fabricar material de construcción, Como tabicón, tabique y cuña para bóvedas en cantidad suficiente para abastecer las miles de construcciones que en todos los barrios de Lagos se están haciendo en forma ininterrumpida, ojalá que su carácter emprendedor lleve a este comunidad a altos niveles culturales que debe ser la meta del progreso.