FUNDACIÓN DEL CONVENTO DE LAS MONJAS CAPUCHINAS

0
203

(NP).- Fue entre 1741 y 1742 cuando se construyó el hermoso edificio o Convento de las Monjas Capuchinas, obra que después en el año 1963 fue restaurada y rescatada para celebrar el 400 Aniversario de la Fundación de Lagos de Moreno.
Cuentan los historiadores que la obra del Convento fue impulsada por el Cura don Diego José Cervantes, quien también emprendió la construcción del Templo Parroquial de singular belleza arquitectónica si no que también es orgullo de los laguenses.
Don Diego José Cervantes, era originario de Aguascalientes, fue gobernador de la Mitra de Honduras y Juez de Guadalajara, y entre los años 1741 y 1742 construye el Convento destinándolo primero a beaterio, posteriormente el 5 de febrero de 1756 arribaron a esta ciudad las Monjas Capuchinas.
Con sus propios recursos y apoyado con las señoritas Francisca y Teresa Manzo, que después se hicieron religiosas el Cura Diego José Cervantes, costeó la construcción del templo y edificio para destinarlo al Convento de las Capuchinas con el título del Señor San José.
Después de muchos trámites don Diego José obtiene la autorización del Rey el que expide la cédula real que a la letra dice Por conducto del licenciado Don Diego Cervantes Cura actual de la Villa de Santa María de los Lagos en la provincia de la Nueva Galicia se me ha presentado la experiencias de muchos años le ha hecho conocer cuán necesaria en aquella Villa la fundación de un Convento de Religiosas Capuchinas para que entren en él algunas doncellas de calidad, honestas y virtuosas…y de lo expuesto por mi Fiscal y consultándome sobre ello en veinte de noviembre del año de mil setecientos cincuenta y uno mande el Virrey de la Nueva España permítase la expresada fundación.
Después de varios años de permanecer las monjas Capuchinas en ese lugar y de haber sido la exclaustración en dos ocasiones en 1863 y en 1867, el Presidente Benito Juárez dispuso que dicho Convento fuera habilitado como escuela, convirtiéndose parte del mismo lo que hasta ahora es el edificio de la Casa de la Cultura, y la Biblioteca Pública María Soine de Helguera.
Fuente: Archivo Histórico Municipal.