MÚSICO DAVID HERNÁNDEZ Y LOS BAILES AGOSTINOS DE LA LONJA

En memoria de Don Jesús Martínez Ramírez Por: Raymundo Díaz Águila

0
158

(NP).- En memoria de Don Jesús Martínez Ramírez, cronista laguense que escribió muchos de sus trabajos contando anécdotas de la ciudad y de su historia.
Uno de estos escritos es algo de la historia del músico David Hernández, que título “El músico David Hernández, y los Bailes agostinos de la Lonja” apuntes de quienes formaron parte del ámbito musical en Lagos.
Don Jesús Martínez, escribió; Varios de los bailes de coronación en las fiestas de agosto celebrados en el edificio de la Lonja(donde ahora funciona Tesorería Municipal en la calle Francisco González León,) fueron amenizados por el maestro David Hernández con su orquesta y coros.
El maestro David Hernández, toda una institución en la música no solo nacional si no internacionalmente hablando, nació en Lagos de Moreno, un 29 de diciembre de 1921, vio la luz primera en la calle Hidalgo número 70 a un lado de la plaza de San Antonio.
Sus padres fueron Agustín Hernández Torres, y María de Jesús Moreno Briceño, de Hernández, fueron por todos siete hermanos, a saber; Josefina, Jesús, Guadalupe, David, Juan José, Aniceto y Francisco.
Como dato curioso podemos apuntar aquí que es sobrino de otro músico, considerado como el poeta musical de Lagos, Don Apolonio Moreno, este parentesco le viene por la vía materna.
Precisamente es su tío don Apolonio, quien le enseña el amor por la música; ya que formo de la banda musical donde aprendió solfeo, las partituras estudios que siguió con el Sr. Hilarión Eslava.
Después paso a México, donde estudio en el conservatorio de Música, graduándose en Saxofón, formando su orquesta que consistía en 4 saxofonistas, 3 trompetistas, 2 trombones, 1 bajo, 1 batería y un guitarrista, invito a participar a algunos músicos la banda de su tío Apolonio, entre ellos: Pancho Dávila “El Rorro”, Juan Pablo Ramírez y Bernardo de Santos.
Regreso a Lagos en 1940, donde amenizo donde amenizó su primer baile en esta ciudad, no había aquel entonces reinas, valía cinco centavos la entrada; lo que si existía eran las calles adornadas, donde se hacían paseos nocturnos. Las calles adornadas iniciaban a las 8 de la noche, y también el baile.
Para aquellos entonces ya algunos laguenses, daban muestras de su altruismo: ponían las mesas y sillas para el baile, los señores Salvador y Pascual Hernández, la cerveza la conseguían Pascual y Moisés Hernández.
David Hernández, con sus violines, orquesta y coros, amenizaron los bailes de coronación, aumentando el número de sus miembros con 7 violines, 1 piano, 1 bajo, 1 batería que es la base para muchas otras variaciones de orquestas, solo se cambió por ejemplo: los violines por mandolinas; lo que le ha convertido en un innovador a don David de lo que respecta a los ritmos.
Era todo un espectáculo musical la actuación del gran maestro David Hernández, con sus violines, orquesta y coros, que hicieron pasar noches inolvidables a los que las disfrutaron.
Este interesante relato de don Jesús Martínez Ramírez, se publicó en la Revista Nuestras Raíces, órgano del Archivo Histórico Municipal de Lagos de Moreno, en su edición Enero-Marzo de 2016, numero 104.