PULQUE EL NÉCTAR DE LOS DIOSES

Raymundo Díaz Águila

0
68
(NP).- En la época prehispánica las personas mayores de 52 años eran las únicas que podían consumir pulque o el llamado «Néctar de los Dioses», cuya producción se cree inició en el año 900 de nuestra era.
El cronista colegiado e investigador Mario Gómez Mata, en vida nos concedió una entrevista sobre el tema y del cual refirió que de acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) el pulque, junto con el tequila y mezcal, son de las bebidas de mayor tradición en México, siendo íconos representativos de la cultura gastronómica nacional.
Reservado sólo para las clases altas de la antigua sociedad azteca, el pulque se utilizaba en rituales y festejos en honor a Mayahuel, la diosa del maguey, del cual se obtiene el aguamiel, de cuya fermentación se produce la mística bebida.
Los aztecas tenían una variada clase de pulque, como el iztac octli, de color blanco; el matlaoctli, de color azul; el ayoctli, uiztli, teometl, teoctli y el texcalceuilo, siendo las personas mayores y los que iban a ser sacrificados en el templo de Huitzilopochtli los que podían consumirlo hasta embriagarse. Además era considerado un remedio medicinal muy eficaz contra los males más variados.
Destaca que la producción total nacional de maguey pulquero es superior a las 303 mil toneladas, y los principales productores de esta bebida son el estado de Hidalgo, seguido de Tlaxcala y Puebla.
En el plano netamente popular, al pulque también se le conoce como neutle, tlachicotón, pulmón, tlapehue, tlamapa, caldo de oso, baba de oso, baba de los dioses y cara blanca, entre otros.