FUERON BAUTIZADOS EN LA FE TRES BEBÉS: EL NIÑO LUIS ADRIÁN GÓMEZ ZAMBRANO Y LAS NIÑAS, LESLIE GUADLUPE CONTRERAS RANGEL Y NATALY MAYLÉN RANGEL VICENTE

0
458

(NP).- En emotiva ceremonia celebrada en el Salón de Cristo Rey anexo a la Parroquia de Nuestra Señora de La Asunción, hubo ceremonia de bautismos en la que tres bebés fueron llenos de gracias y también del Espíritu Santo.
Los pequeñitos muy elegantes para tan grandiosa celebración que los eleva a Hijos de Dios, en brazos de sus padres y padrinos, fueron recibidos por el sacerdote don Hugo Osvaldo Vargas Graciano, quien fue el que los bautizó en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, mismo que ha hecho en ellos su morada, por lo que se han convertido los pequeños en templos vivos de Dios.
Aquí los nuevos cristianos:
LUIS ADRIÁN GÓMÉZ ZAMBRANO. Este niño es hijito muy amado de los esposos, José Fabián y Alicia, los que invitaron para padrinos del pequeñito a los también esposos, Felipe de Jesús Noriega y María Zambrano.
Y después de la ceremonia del templo, los ahora compadres tuvieron un cálido festejo familiar en su hogar, en el que hubo rica comida, refrescantes bebidas y pastel, bolos, recuerditos y regalos para el bebé, que estuvo muy apapachado por todos los asistentes que eran en realidad su familia.¡Muchas felicidades!


LESLIE GUADALUPE CONTRERAS RANGEL Y NATALY MAYLÉN RANGEL VICENTE.
Leslie Guadalupe es hijita de Leslie Rangel y Raúl Contreras, los que invitaron como padrinos de la niña a los esposos, Norberto e Itzel.
Por otra parte, Nataly Maylen Rangel Vicente, es hija de Sigrid Vicente y Arturo Rangel; y apadrinaron a la niña los esposos, Vanessa y Arturo. Total, como son de la casa, tuvieron su festejo ambas familias en el Rancho Tampico donde se degustó por 100 invitados, rica comida a base de birria, y hubo música para el baile con periquitos, y muchos brindis por la felicidad de las niñas, a las que les llevaron regalos y ellas lucieron chulas de bonitas y muy elegantes, en este día de su bautismo, en el que han nacido a la verdadera vida que jamás se acabará.
¡Muchas felicidades a los Contreras Rangel y Rangel Vicente!