23.5 C
Lagos de Moreno
viernes, julio 19, 2024
spot_img

QUIEN FUE EL CONDE DE CASA RUL

(NP).- Hoy llevamos a ustedes una interesante historia de quien fue el Conde Diego Rul Calero, propietario de la finca que ahora alberga el Hotel Colonial propiedad de Familia Reza.
Esta extraordinaria historia fue escrita por el Laguense, Doctor en Letras Sergio López Mena,  en una colaboración para la revista Huellas, número 6, editada por el Archivo Histórico Municipal de Lagos de Moreno, basándose en investigaciones realizadas por el Maestro Mario Gómez Mata+.
Diego Rul Calero, el Conde de Casa Rul
Sergio López Mena.
Señala la tradición que el inmueble que se halla en el número 279 de la calle Hidalgo de la ciudad de Lagos de Moreno perteneció a Diego Rul Calero, Conde de Casa Rul. Investigaciones realizadas por Mario Gómez Mata le llevaron a señalar que esa idea no es del todo exacta. Escribió que “la casa de los parientes del Conde de Rul fue la que está contigua a esta, en la esquina de Hidalgo y Miguel Leandro Guerra, donde nació José Rosas Moreno, que perteneció a Joachín de Obregón y Arce, medio hermano del Conde de la Valenciana Antonio Obregón Alcocer, suegro del Conde Diego de Rul”.1
Con respecto a la mansión del número 279 de la calle Hidalgo, el mismo Mario Gómez Mata dio a conocer que en documentos notariales se indica que en 1799 era propiedad de “doña Mathiana de Villalobos y Flores, viuda de don Pedro José González de Sanromán”.2
Dijo que fue su dueño constructor el suegro de doña Mathiana de Villalobos y Flores, Juan Joseph González de Sanromán, “dueño de la hacienda Mesa de los Pastores o Mesa Larga”, “bautizado el 14 de septiembre de 1729, hijo de Fulgencio González de Ruvalcaba Fernández de Palos y de doña Juana María de Sanromán y Gallardo”.3 Una referencia
1 Mario Gómez Mata, Haciendas, templos y casonas de Lagos de Moreno, pp. 24-25.
2 Idem, p. 25.
3 Idem.
Moldura fechada en 1718 de mansión que fue del conde Diego de Rul hoy Hotel Colonial. Fototeca del Archivo Histórico “Mtro. Mario Gómez Mata”
33
más de Gómez Mata con relación a este tema es que la propiedad que se halla al poniente de esa casa pertenecía en 1799 a doña María Ignacia de Anaya.4 Gómez Mata escribió con amplitud acerca de ello.5
Es necesario hacer algunas observaciones a lo escrito por Mario Gómez Mata acerca del inmueble que se halla en el número 279 de la calle Hidalgo.
Expresa que la mansión “se habría edificado hacia el año de 1718, pues ese año está registrado en el dintel de su balcón principal”6 e indica que “investigaciones señalan que en su construcción intervino el increíble arquitecto afro tlaxcalteca Nicolás Antonio de Santiago, autor del portentoso templo parroquial de la Asunción”.7 Pero dice que Nicolás Antonio de Santiago fue “nacido en Tlaxcalilla, San Luis Potosí en 1730”.8 No es posible que haya participado en la construcción de esa casa.
Por otra parte, escribe que la mansión es “quizás la única casona que queda del periodo barroco del siglo XVIII de la antigua población de españoles”.9 Sin embargo, sitúa también en ese siglo la etapa de construcción de la finca conocida como Casa del balcón corrido. Así se refiere a ese inmueble: “Esta hermosa casona conocida como del ‘Balcón corrido’, siglo XVIII, exhibe hermosos elementos como los balcones
4 Idem.
5 Véase idem, pp. 60-62.
6 Idem, p. 24.
7 Idem, p. 22.
8 Idem, p. 134.
9 Idem, p. 22.
34
enrejados, similares a los de la casa de la Cruz Verde por lo que presume son de la misma época del mismo autor”.10
Liborio Villagómez publicó en 2012 documentos que pertenecieron a Diego Rul Calero, Conde de Casa Rul, y que se hallan en el Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional. Del libro preparado por él tomo los siguientes datos sobre ese destacado comerciante, minero, terrateniente y coronel del ejército realista.
Diego Rul Calero nació en Málaga, España, en 1761.
Fue un comerciante exitoso en la región del Bajío, particularmente en Salamanca. Adquirió ranchos y haciendas ganaderas en la demarcación de Zacatecas y en la de Aguascalientes. Se relacionó con la minería, sobre todo en Guanajuato.
Fue su esposa María Ignacia Obregón Barrera, hija de Antonio Obregón y Alcocer, Conde de Valenciana, y de Guadalupe Barrera Torrescano. Tuvieron dos hijos: Manuel y Victoria.
El diseño y la construcción de su casa de Guanajuato estuvieron a cargo del arquitecto Francisco Eduardo Tres Guerras. Es un ejemplo de la arquitectura del neoclasicismo. En ella se hospedó Alejandro von Humboldt. Alberga el Museo de Casa Rul.
En 1797 entregó donativos al gobierno virreinal para la compra de armas y para la hechura de uniformes. Ofreció dar además el dinero que se necesitara para la agrupación establecida ese año con el nombre de Regimiento Provincial de Infantería de Valladolid. Se ofreció asimismo para formar parte de ese regimiento. El virrey Miguel de la Grua y Talamanca, Marqués de Branciforte, aceptó su ofrecimiento y lo nombró coronel.
El rey Carlos IV les otorgó a él y a su esposa el título de Condes de Casa Rul el 26 de agosto de 1805.
El 7 de octubre de 1810, en Acámbaro, una partida de insurgentes hizo prisioneros a Diego Rul y a su hijo, de nombre Manuel, y los entregó a
10 Idem, p. 74. Al referirse a la Casa del balcón corrido, Gómez Mata la sitúa en el número 131 de la calle Rosas Moreno, pero está en ese número de la calle Francisco I. Madero.
35
Hidalgo. Los Rul Obregón se habían enterado en la ciudad de México de que los insurgentes se dirigían a tomar Valladolid, y habían emprendido viaje a esa ciudad para participar en su defensa. Fueron llevados como prisioneros del ejército de Hidalgo a la batalla del Cerro de las Cruces. Gracias a la intervención en favor suyo de la esposa de Ignacio Aldama, María Josefa Marmolejo, se les respetó la vida y se les puso en libertad el 6 de noviembre, un día antes de la batalla de Aculco. Esta fue ganada por el ejército realista.
El 8 de diciembre de 1810, Diego Rul mencionó en una carta que en Guanajuato las fuerzas realistas se preparaban para enfrentarse a los insurgentes. Dijo que de Guanajuato a la villa de Santa María de los Lagos todo estaba tranquilo, pero que en Aguascalientes “todos están muy alzados”. Días después, el 20 de diciembre, escribió a Tomás Murphy una carta en la que le dijo que toda tierra adentro estaba revuelta.
Formó parte del ejército realista que a fines de diciembre de 1810 se dirigió de Guanajuato a Guadalajara. Al pasar por la villa de Santa María de los Lagos, el 31 de diciembre le escribió una carta a José Huici, en la que le comentó que en la región había hambre y que no había comida; que no había seguridad en ninguna parte y que todos los europeos andaban en el ejército realista.
El 15 de enero de 1811, desde Tepatitlán, le escribió una carta al mismo José Huici, en la que hizo referencia a la batalla de Calderón, ganada por Félix María Calleja. El Conde de Casa Rul tomó parte en ella, como uno de los jefes del ejército realista.
A fines de octubre de 1811, Diego Rul donó uniformes y equipo al Regimiento Provincial de Guanajuato. Por esa fecha, se aprestaba, en Guanajuato, a ir a atacar bajo las órdenes de Félix María Calleja a los insurgentes que, dirigidos por Ignacio López Rayón, se hallaban en Zitácuaro. El 2 de enero de 1812 los realistas tomaron esa villa.
Después de la toma de Zitácuaro, el ejército realista se dirigió a la capital de la Nueva España. Hizo su entrada en la ciudad de México el 5 de febrero.
36
Ese mismo mes, Calleja y los regimientos realistas que lo acompañaban, entre ellos el Provincial de Infantería de Guanajuato, dirigido por el Conde de Casa Rul, iniciaron el sitio de Cuautla, que estaba en poder de los insurgentes mandados por Morelos.
En el manuscrito “Felipe Benicio Montero”, editado en 2012 por el Gobierno del estado de Morelos y Miguel Ángel Porrúa, librero-editor, se señala que Diego Rul fue herido el 19 de febrero por los disparos de cañón efectuados por el joven Narciso García de Mendoza, conocido en la historia mexicana como “El niño artillero”. Murió ese mismo día.11
Fuentes
Aventuras y desventuras de un noble realista. Prólogo, transcripción y selección de Liborio Villagómez. México: Conaculta, 2012 (Summa mexicana).
Brading, D. A., Mineros y comerciantes en el México borbónico (1763-1810). México: FCE, 1975.
El sitio de Cuautla. 72 días de lucha. Antecedentes y acciones posteriores. Manuscrito “Felipe Benicio Montero”. México: Miguel Ángel Porrúa, librero-editor, 2012.
El Bable: vamonosalbable.blogspot.com. Consultado el 19 de octubre de 2023.
Gómez Mata, Mario, Haciendas, templos y casonas de Lagos de Moreno. 3a. ed. H. Ayuntamiento Constitucional de Lagos de Moreno-Junta Patriótica “Pedro Moreno”, A. C., 2019.
Gómez Serrano, Jesús, Haciendas y ranchos de Aguascalientes. Estudio regional sobre la tenencia de la tierra y el desarrollo agrícola en el siglo XIX. Aguascalientes, Aguascalientes: UAA, 2012.
Vega Juanino, Josefa, La institución militar en Michoacán en el último cuarto del siglo XVIII. Zamora, Michoacán: El Colegio de Michoacán, 1986.
11 Vide El sitio de Cuautla, pp. 58-60.

Related Articles

Stay Connected

13,184FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
7,453SuscriptoresSuscribirte
- Anúnciate con Nosotros -spot_img

Notas Recientes